FANDOM


Línea 164: Línea 164:
   
 
Thomas y Julie Ollson siempre peleaban, muchas veces esas peleas hacian que dejarán de lado la crianza de su pequeña hija, que al ser testigo de tan crudas peleas a su temprana edad desarollo un carácter cerrado y muy sensible, no le gustaba salir, ni pasear, no le gustaba socializar; ¿y todo ellos sus padres como intentaban remediarlo?, comprándole cualquier cosa, pero nunca preguntándole si se sentía bien o no
 
Thomas y Julie Ollson siempre peleaban, muchas veces esas peleas hacian que dejarán de lado la crianza de su pequeña hija, que al ser testigo de tan crudas peleas a su temprana edad desarollo un carácter cerrado y muy sensible, no le gustaba salir, ni pasear, no le gustaba socializar; ¿y todo ellos sus padres como intentaban remediarlo?, comprándole cualquier cosa, pero nunca preguntándole si se sentía bien o no
  +
  +
'''*¡Quiero irme de este casa, solo irme lejos!*'''- Pensó la niña
   
 
'''-Trabajando-'''
 
'''-Trabajando-'''

Revisión de 04:48 5 ago 2020

RWBB Capítulo 1- Desde Niños

Desde Niños (Since Kids en ingles) es el primer episodio de la serie Red x Willow: La Bella y la Bestia

Episodio anterior Episodio siguiente
Par de Idiotas El demonio y su ángel

Sinopsis

La infancia de ambos quizás fue algo inusual y y hasta cierto punto desgraciada; pero como reza ese famoso dicho: No hay mal que por bien no venga

Argumento

¿Si te preguntaran si fuiste feliz en tu infancia, que responderías?, lo más probable es que al igual la gran mayoría de gente, hayas vivido una etapa de infante despreocupada y de bastante alegría, alejado de los problemas porque mamá y papá siempre iban a estar ahí para ayudarte con lo que faltara y lo que desearas; pero como sabemos no todos nacen con suerte y mientras que varios niños podían darse el ya conocido lujo de crecer despreocupados; ambos amigos de la infancia fueron algo un poco más alejado de lo habitual...

Por última vez díganme; ¿quien diablos descargo todas las cajas del camión si ustedes se largaron a almorzar?- Habló sorprendido un hombre azabache algo canoso, que vestía solo de un pantalón marrón de tirantes y un polo blanco con zapatos marrones a sus trabajadores; mientras que atrás de ellos había un camión de mudanza vació

No lo sé señor, solo volvimos y así estaba todo el lugar- Contestó uno de sus trabajadores mientras sudaba frió; hasta que escucharon un ligero ruido que les llamo la atención- ¿Y eso que fue?- Pregunto extrañado

No lo sé idiotas; pero hay que ver qué pasa rápido- Contestó el jefe con sus trabajadores al tiempo que entraban a la casa

Grande fue la sorpresa de todos al ver que adentro estaba aquel pequeño niño pelirrojo de solo 4 años que (con mucho esfuerzo) estaba empujando una de las cajas adentro de la casa; eso significaba que ya habían encontrado al responsable que movió todas las cajas del camión a la vivienda

¿¡Ese niño que contratamos pudo cargar todas esas cajas!?- Pensó muy sorprendido uno de los empleados

¡Hey niño!- Gritó el jefe haciendo que el niño lo viera

Dígame señor Lawrence- Respondió Red

¿Pudiste cargar todas estas cajas tú solo?- Le cuestionó el hombre mayor

Pues si, después de todo para eso me pagaran ¿verdad?- Contestó el pequeño sonando serio

Ehmmm... si, tienes razón- Contesto el señor Lawrence sacando su billetera

Genial ¿cuanto me pagara?- Preguntó el niño pelirrojo restando importancia a lo que para el resto de obreros sería una proeza

Justo como prometí $500, aquí tienes- Le dijo el jefe sacando $500 de su billetera

-El pequeño pelirrojo tomó el dinero que obtuvo por su trabajo y se disponía a marcharse hasta que un empleado lo detuvo para preguntarle-

Oye niño, ¿porque necesitas tanto dinero?- Le cuestionó el obrero

... Prefiero que no lo sepan- Contesto con un tono seco Red al tiempo que se marchaba

Que chico tan raro- Pensó uno de los trabajadores

Pero lo que ninguno sabia era que el pasado de ese niño que precia ser raro, pudo ser todo menos feliz

Hasta los 3 años no tuvo preocupaciones y pudo vivir como cualquier niño normal con su padre Redmund que era un hombre de un pequeño negocio, su madre Eva que trabajaba de cocinera en su escuela, su hermano mayor Terence que estaba en la secundaria publica y su hermana gemela Ruby; vivían en una avenida bonita y llenos de gente a quienes Red llego a considerar buenas personas, las cuales varias pudieron salir adelante gracias a los apoyos que Redmund y Eva les prestaron.

Pero justo cuando todo parecía felicidad, a sus 3 años su padre adquirió una enfermedad al corazón que le impidió laborar y seguir conduciendo su negocio, lo que termino llevándolo a la quiebra, para colmo de males debido a eso el presupuesto familiar se vio brutalmente reducido y cuando Terence trató de ayudar buscando dinero fácil y rápido con un negocio ilegal, la policía no tardo en hacerlo caer en la cárcel, sumado a ello el reducimiento de los ingresos de la familia hizo que la mayoría de lo que quedaba fuese para su hermana gemela que sufría de una enfermedad neurológica que le provocó una miastenia que necesitaba de varios medicamentos para poder controlarla (y si querían eliminarla por completo necesitaban de una operación que era el quíntuple de veces más cara de lo que ganaban antes); y para rematar la situación, su madre se vio obligada a dejar su trabajo antiguo y pasar a tener trabajos múltiples de medio tiempo para poder así al menos cuidar de sus hijos y su esposo.

La cosas pudieron pudieron haber sido menos tortuosas si aquellos que salieron adelante gracias a Redmund y Eva les hubieran apoyado en ese momento de dificultad; el pequeño pelirrojo confiaba en que así lo harían... pero les terminaron dando la espalda argumentando que sus necesidades no eran su problema o que no podían por mayores asuntos

Todo acabo cuando forzados por la situación, la familia tuvo que mudarse a una casa pequeña en un barrio que estaba entre los mas humildes y pobres de los Estados Unidos; pero lo que verdaderamente cambio en Red no fue que hallase tenido que encontrar trabajos de medio tiempo para ayudar a su familia, sino fue su comportamiento, que paso de ser noble y generoso a ser tosco, frió y explosivo; siempre teniendo la mentalidad de: "No confíes en nadie salvo en ti mismo, porque siempre sabes que harás tú pero nunca lo que harán los demás"

Volviendo al tiempo presente, el pelirrojo ya había comprado las medicinas de su padre y hermana, junto con un poco de comida para la cena; y estaba llegando a su humilde casa de un piso como siempre (después de que unos chicos mayores hayan intentado quitarle lo que había ganado; pero el a base de golpes con palos de madera logro espantarlos)

¡Ya llegué!- Gritó Red tocando la puerta de su casa

¡Ya voy hijo!- Gritó la madre de Red

-Al abrir la puerta, se asomó una mujer que llevaba solo un camisa rosada y unos pantalones negros con unas sandalias negras; cabello color azabache largo y piel clara, ella era Eva-

Hijo, que bueno que llegaste- Le dijo la mujer mayor agachándose y abrazándolo con una sonrisa; hasta que vio el estado de su retoño- Red, ¿que son todas estas magulladuras?- Le pregunto su madre preocupada porque el pequeño tenía varias marcas de golpes y el ojo derecho morado

No es nada mamá, no tienes que preocuparte- Trató de restarle importancia el pequeño pelirrojo para que Eva ya no estuviese alterada

No me engañes cariño, te peleaste ¿verdad?- Preguntó la madre del pelirrojo preocupada

... Mamá, me querían robar lo que gane para ayudar en la casa- Dijo sincero el pequeño avergonzado

Hijo, sabes que no me gusta que trabajes eres todavía muy joven- Le dijo Eva un poco preocupada frotando su cabeza

La situación no es tan positivas como para poder darme el lujo de poder holgazanear mamá- Replicó Red serio, y para tratar de evitar una discusión le dio a su madre las bolsas con las costosas medicinas- Ten, aquí están las medicinas que necesitan Ruby y papá

Gracias hijo pero debes dejar de trabajar eres todavía un niño- Dijo Eva tomando las bolsas con las medicinas

Pero mamá sabes que estamos en una situación muy delicada, trabajas mucho y apenas tenemos suficiente dinero para los medicamentos y los demás gastos de la casa- Dijo el joven pelirrojo con bastante preocupación

Su madre estaba de verdad sorprendida; nunca pensó que aquel niño que ella había cargado hace cuatro años en sus brazos cuando nació terminaría siendo tan sacrificado en lugar de darse la gran vida como el resto de chicos de su edad, sentía que le estaban quitando su infancia a su retoño; todo ello hizo que Eva empezará a lagrimear

M-Mamá, ¿estas bien?- Le pregunto su hijo preocupado, a lo que ella solo lo abrazo fuertemente

Red... no sabes cuanto lo lamento- Dijo su madre entre lágrimas

¿Que cosa?- Cuestionó el pequeño

Lamento que te haya tocado tener... una familia con tantas desgracias como la nuestra- Contestó con voz débil su madre dándole una sonrisa un poco forzada

... Nada es tu culpa madre- Replico el pequeño con voz comprensiva abrazando a Eva

Gracias hijo, no se que haríamos sin ti- Dijo Eva respondiendo al abrazo

Vamos ma, hay que entrar- Pidió Red entrando a la casa siendo seguido por su madre

Adentro lo primero que vieron fue la cocina-comedor y una sala pequeña, en donde en un sillón algo desgastado estaba echada una niña pequeña, pelirroja y aparentemente en muy mal estado, ella era Ruby

Hermanito... llegaste *tose un poco*- Saludo Ruby sonriendo débilmente

Hola hermanita- Saludó Red con una sonrisa

¿Porque estás tan golpeado hermanito?- Le interrogó la muchacha pelirroja con voz débil

No preguntes...- Le contestó rápidamente su hermano nervioso sacando de una de las bolsas unas pastillas- Ten, las medicinas que necesitas

... ¿Es por eso que estás tan golpeado?- Le volvió a preguntar su hermana pero esta vez con voz algo triste

¿Porque todos me hacen esa pregunta?, solo se puede arreglar con algo de descanso- Dijo algo molesto el niño

Hijo, creo que ya hiciste demasiado por hoy deberías ir a tu cuarto; comeremos en un rato- Pidio su madre para evitar una discusión

... *suspiro* Esta bien mamá- Dijo Red sumisamente antes de ir a su cuarto; y al llegar se cruzo con su padre; que era un hombre con el pelo color rojo sangría; que vestía de una polera verde, un pantalon azul y unas zapa - Hola papá- Saludo a su progenitor de forma casual

Hey, hola campeón; me entere de lo que pasó- Le dijo con una sonrisa calmada y frotándole la cabeza

... ¿Tu también me vas a regañar?- Le pregunto algo temeroso su hijo

No hijo; de hecho quiero agradecerte Red... porque a veces creo que eres un mejor hombre que yo- Le dijo con algo de vergüenza y tristeza su padre

¿A que te refieres?- Le pregunto el chiquillo extrañado

Mírate hijo, tienes solo 4 años y vas a ayudar en construcciones, mudanzas, trabajos en tiendas; y con lo que ganas fácilmente podrías comprar todo lo que tu quisieras, juguetes, ropa, dulces; y en lugar de eso lo usas para...- Iba hablando el mayor hasta que hizo una mueca de dolor, producto de su enfermedad- ... ya sabes, todo mientras yo trato de ayudar a tu madre en la casa y no puedo hacer más que eso- Le termino de decir sonando melancólico

... ¿Tu y mamá estarían mejor y tendrían más dinero para arreglar sus problemas si yo o alguno de mis hermanos no estuviéramos aquí?- Le preguntó inseguro su hijo, sorprendiendo un poco a Redmund

Nada de eso hijo, ustedes son las 3 mejores cosas que nos han pasado, no podemos imaginarnos una vida sin o tus hermanos... - Le contesto serio el adulto hasta que se detuvo un momento y sonrió- y tampoco queremos muchas cosas ¿y sabes porque?

¿Porque?- Cuestiono Red intrigado

Porque otras familias tendrán autos, casas y mucho dinero; pero hay algo que nunca van a tener y nosotros si; un hijo como tú- Finalizo frotando su cabeza y posteriormente dándole un abrazo a su niño- Anda Red, descansa, mañana será otro día

Tras esas palabras Redmund se fue dejando al pequeño en su habitación, quien solo suspiro y dejó se dejó caer en la cama; se quedó mirando el techo un rato, pero una conversación que escucho de sus padres, lo saco de su trance

Las cosas están yendo peor de lo que íbamos antes- Le dijo el adulto preocupado a su esposa

No te preocupes, saldremos de esta, ya lo veras- Intento darle esperanza su amada Eva dándole un beso en la frente y sonriendo

Tan pequeño y teniendo que conocer el trabajo y enfermedades tan graves en su familia, Red vio desde su puerta esa conversación; y aunque sintió tristeza, también sintió que a pesar de todo lo malo que estaba ocurriendo, se tendrían los unos a los otros en su familia; algo después de todo pensó, había algo que le daba cierta tranquilidad y eso era que le cosas no podrían ser peores... pero no sé puso a pensar que quizás alguien llevaba algo diferente pero casi igual de malo

-Mientras tanto en una casa grande de 3 pisos que estaba más alejada de la casa pequeña del pelirrojo-

¡Ya estoy hartooooo!, ¡No es posible que está casa sea un chiquero no hay nunca un lugar donde sentarse, nisiquiera puedo descansar de trabajar porque no hay donde sentarse!- Grito irritado un hombre vestido con terno azul marino, camisa blanca y corbata roja; tenía el pelo azul oscuro, tez clara y ojos café al ver que la sala de su casa estaba llena de ropas, con la tabla de planchar estando ahí y los cojines tirados en todo el piso

¡Claro, para ti es muy fácil venir y exigir!, ¡Sin tomar en cuenta que yo también trabajo y además me hago cargo de la niña!- Devolvió el grito enojada su esposa (que estaba con platos en la mano y poniendo la mesa, pero se detuvo al ver a si esposo), una mujer que llevaba puesto un vestido de casa negro con un polo crema de manga larga debajo y botas negras cortas; que tenía el pelo blanco, de piel caucásica y ojos avellana

¿¡Y que quieres que haga eh!, que quieres que haga Julie!?, ¡Si me mato trabajando todo el día para mantener está casa!- Volvió a gritar el hombre con más enfado su marido revelando el nombre de esa mujer

¡Oye Thomas no seas ridículo!, ¡Si pudieras hacerlo no tendría que trabajar, te recuerdo que mi sueldo se usa también para que comamos!- Le volvió a criticar y recordar más furiosa la mujer revelando de igual forma el nombre del tipo

¡Eso no quiere decir que tengas la casa hecha un asco!, ¡Muchas mujeres trabajan y también tiene perfectamente su casa!- Exclamó furibundo Thomas

¡Sisi, mujeres que tiene un marido comprensivo y no un patán como tu!, ¡Tu también deberías de cooperar un poco, ¿no te parece?!- Contestó Julie con irá y diciendo la última parte con mucho veneno en la voz

¡¿Cooperar, cooperar?, pero si todo mi sueldo se va aquí!- Bramó furioso el hombre

Todos esos gritos eran escuchados desde un cuarto en el piso de arriba, era de un hermosos color celeste con diseños blancos de pegasos y había varios peluches además muñequitas barbie y lalaloopsy. Pero entre tantas cosas lindas, una pequeña niña de cabello corto color azul cielo no estaba para nada feliz, estaba sentada abrazando sus piernas, y llorando silenciosamente escuchando otra de las ya habituales peleas de sus padres

*Porfavor, se los pido; ya no pelee*- Pensaba muy deprimida la pequeña Willow mientras seguía llorando

Dicen que el dinero no compra la felicidad, pues la peliazul era la prueba viviente de ello. Nacida en la rica familia Ollson, tuvo muchas cosas a la que los niños de su edad no estaban acostumbrados, muchos juguetes, un closet lleno de ropa y zapatos para ella... pero ni eso la lograba hacer feliz, ¿porque?, su familia estaba rota, en el sentido más literal de la palabra.

Thomas y Julie Ollson siempre peleaban, muchas veces esas peleas hacian que dejarán de lado la crianza de su pequeña hija, que al ser testigo de tan crudas peleas a su temprana edad desarollo un carácter cerrado y muy sensible, no le gustaba salir, ni pasear, no le gustaba socializar; ¿y todo ellos sus padres como intentaban remediarlo?, comprándole cualquier cosa, pero nunca preguntándole si se sentía bien o no

*¡Quiero irme de este casa, solo irme lejos!*- Pensó la niña

-Trabajando-

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.